top of page
  • Foto del escritorFactchequeado

Cuidado con estas 6 narrativas que desinforman sobre el tema migratorio en EE. UU.

Por Rafael Olavarría | 29 de febrero, 2024



Las desinformaciones sobre los inmigrantes no son nuevas en la historia de Estados Unidos. Pero a medida que se acercan las elecciones presidenciales, más comunes serán los discursos y ads políticos en los que se utilicen narrativas falsas o sin evidencia sobre el tema migratorio para ganar votos. 


Por eso identificamos 6 narrativas de desinformación sobre la inmigración en EE. UU. y te damos algunos datos y contexto para que no te engañen.



Narrativa 1: la migración provoca un aumento de la criminalidad


Esta narrativa suele tomar mayor fuerza cuando ocurre algún crimen o delito en el que el sospechoso sea inmigrante. Y, claro está, hay inmigrantes que han cometido delitos dentro de Estados Unidos.


Sin embargo, más allá de casos específicos, ¿hay algún dato que demuestre que la llegada de migrantes a una localidad de Estados Unidos se traduce estadísticamente en un aumento en la tasa de criminalidad? Hasta el momento no.


De hecho, como te contamos con detalle en esta nota, las investigaciones que se han hecho sobre el tema no respaldan esta narrativa y varios expertos consultados por Factchequeado coinciden en que no hay datos ni estudios que muestren la existencia de una relación causal entre inmigración y aumento del índice de criminalidad.


Ejemplo: circula la narrativa de que la reciente llegada de migrantes a Nueva York ha provocado un aumento en la criminalidad. Sin embargo, un análisis de The New York Times de la estadísticas de criminalidad del Departamento de Policía de Nueva York mostró que la tasa de criminalidad desde abril de 2022 hasta enero de 2024 se mantuvo sin cambios. Y en ese mismo periodo han llegado más de 170,000 migrantes.


Específicamente, las cifras de violaciones, homicidios y tiroteos disminuyeron en la ciudad durante ese período, mientras que la cantidad de robos y hurtos fluctuó (subió en unos meses y bajó en otros), de acuerdo con el análisis del Times.


Por eso, cuando escuches a algún político o ad de campaña utilizando algún caso individual de un crimen cometido por un migrante como “ejemplo” de que la llegada de migrantes, en general, representa un aumento de la tasa de criminalidad, recuerda: no hay datos estadísticos ni estudios que respalden esa afirmación.




Narrativa 2: actualmente existe una política de “fronteras abiertas”


Es un hecho que durante la administración de Joe Biden se han registrado cifras récord de encuentros fronterizos, pero eso no quiere decir que la frontera esté “abierta”.


Las personas que cruzan de forma irregular son detenidos y procesados por las autoridades bajo el Título 8 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, la norma que permite a las autoridades calificar como “inadmisibles” en el país a quienes ingresen de manera irregular. También les permite emitir órdenes formales de deportación y presentar cargos criminales contra quienes reingresen ilegalmente al país.


En el año fiscal 2023 (entre el 1 de octubre de 2022 y el 30 de septiembre de 2023) la administración de Joe Biden deportó a 142,580 individuos, cifra que casi duplica las deportaciones realizadas el año fiscal anterior, según muestra el reporte anual más reciente de ICE (el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU.).


Algunos de quienes ingresan sin autorización por la frontera terminan en centros de detención de ICE. Otros quedan en libertad condicional (y monitoreados por ICE) mientras continúan su proceso migratorio. ICE indica que, como tiene capacidad limitada en los centros de detención, debe priorizar cuáles migrantes se quedan en sus centros de detención y cuáles califican para ser liberados y monitoreados.


De acuerdo con el reporte de 2023, ICE tiene más de 6.2 millones de personas en su lista de no detenidos (y monitoreados) que están en proceso de deportación, mientras que más de 36,800 migrantes están detenidos y en proceso de deportación.


También es cierto que no todos los migrantes que cruzan la frontera se entregan a las autoridades. A este grupo CBP (el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de EE. UU) los define como “got aways” (escapados). Puedes leer más sobre este término y sobre cómo se estima la cifra de got aways haciendo clic aquí.


En Factchequeado hemos verificado fotos y videos que circulan en redes sociales (como aquí y aquí) y que impulsan esta narrativa de “fronteras abiertas”.



Narrativa 3: la llegada de migrantes a la frontera es una “invasión” y el gobierno federal debe utilizar la constitución para declararla como tal


El gobierno de Texas ha calificado formalmente la llegada de migrantes a ese estado como una invasión y algunos legisladores republicanos le han pedido al presidente Biden que utilice la Constitución para que, formalmente, declare la llegada de migrantes como una “invasión”. 


Sin embargo, la Constitución de los Estados Unidos establece qué se considera como una invasión, y de acuerdo con expertos y con sentencias de Cortes Federales, la llegada de migrantes, sin importar qué tan numerosa sea, no puede ser considerada legalmente como una invasión a los Estados Unidos.


“Metafóricamente puedes referirte a muchas cosas como una ‘invasión’… pero desde la perspectiva constitucional, una invasión se refiere a una incursión hostil en el territorio estadounidense”, dijo en entrevista telefónica con Factchequeado Frank Bowman, profesor de Derecho de la Universidad de Missouri.


El uso de la narrativa de “invasión” en contra de grupos migrantes no es nuevo: se utiliza desde el siglo XIX. En ese entonces se empleaba principalmente en contra de inmigrantes provenientes de China y de países del sur y este de Europa.


Puedes leer con detalle por qué Cortes y expertos coinciden en que la llegada de migrantes a la frontera no puede considerarse constitucionalmente como una “invasión” haciendo clic aquí.


En Factchequeado hemos verificado contenidos desinformantes que buscan impulsar la narrativa de la invasión. Puedes ver 3 ejemplos haciendo clic aquí.



Narrativa 4: la cifra de encuentros fronterizos equivale a la cifra exacta de migrantes que han cruzado la frontera


En ocasiones hemos visto a voceros conservadores y políticos republicanos utilizando las cifras de encuentros fronterizos que publica CBP para afirmar que el dato revela la cantidad de individuos que han cruzado la frontera.


Cuidado: la cifra de encuentros fronterizos no equivale a la cifra exacta de migrantes que han cruzado la frontera. Si un migrante cruza la frontera, es expulsado, después la vuelve a cruzar, y otra vez lo arrestan, las autoridades consideran eso como 2 encuentros fronterizos diferentes, a pesar de que se trata del mismo individuo. Por ende, “encuentros” no es lo mismo que “individuos”.


Además, en “encuentros” CBP también incluye a quienes cruzan por puertos legales de entrada al país, pero que son calificados como “inadmisibles” para ingresar a Estados Unidos.


EjemploNikki Haley dijo en enero de 2024 que 8 millones de migrantes habían “entrado” a EE. UU. durante la administración de Biden. Haley estaba citando la cifra de encuentros fronterizos como si 1 encuentro equivaliese a 1 migrante. Pero como ya te contamos, “encuentros fronterizos’ no equivale a cruces individuales e incluye, además, a personas que cruzaron por puertos legales de entrada y a los que no se les permitió ingresar al país.


Puedes leer con detalle cómo leer estas cifras y de dónde salen haciendo clic aquí.



Narrativa 5: los inmigrantes vienen como parte de un plan para desplazar a los votantes republicanos


Esta narrativa se enmarca en la vieja teoría conspirativa del “Gran Reemplazo” (Great Replacement) que plantea que existe una trama para sustituir el poder político y cultural de la población blanca de occidente por migrantes pertenecientes a otros orígenes étnicos.


En el contexto electoral de Estados Unidos, se utiliza para afirmar que los demócratas están buscando que entren más inmigrantes indocumentados para que voten por ellos en las elecciones, y desplazar así a los votantes republicanos. Por ejemplo, Elon Musk en febrero de 2024 afirmó en X que la “estrategia” de Joe Biden era hacer que entraran “ilegales” al país, “legalizarlos” y así crear una “mayoría permanente”.


No obstante, los inmigrantes que no son ciudadanos estadounidenses no pueden votar en elecciones federales en Estados Unidos, y sólo algunos pueden aspirar a un camino a la ciudadanía, proceso que, además, tarda alrededor de una década en completarse. Además, nada garantiza que un nuevo ciudadano estadounidense vaya a votar por un partido específico.


En Factchequeado hemos verificado afirmaciones en las que se ha impulsado esta teoría de supuestos inmigrantes votando. Puedes ver 2 ejemplos aquí y aquí.




Narrativa 6: quienes cruzan la frontera y solicitan asilo son migrantes “ilegales”


Un solicitante de asilo no es un migrante “ilegal” ni indocumentado. El Código federal de EE. UU. establece que cualquier extranjero “que esté físicamente presente en los Estados Unidos o que llegue a los Estados Unidos (…) sin importar el estatus (…) puede solicitar el asilo”.


De acuerdo con esta ley, los migrantes que aplican por asilo están legalmente en territorio estadounidense y no acumulan presencia ilegal en el país, ratificaron 2 expertos consultados por Factchequeado.


Estos expertos explicaron que estas personas tienen autorización temporal de estar en Estados Unidos mientras su caso migratorio transcurre, por lo que no están aquí ilegalmente y tampoco están indocumentados.


Puedes leer con detalle por qué los solicitantes de asilo no son “ilegales” haciendo clic aquí.




#PlanetaVenus es un medio en colaboración con Factchequeado, un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page