top of page
  • Foto del escritorAhida Velasco

Preguntas y respuestas sobre la acusación federal criminal a Donald Trump

Por Rafael Olavarria para Factchequeado | 13 de junio, 2023

El expresidente Donald Trump fue acusado el jueves 8 de junio de 2023 de 37 cargos criminales relacionados con la investigación sobre los documentos clasificados que se llevó de la Casa Blanca a su residencia de Mar-A-Lago, Florida, cuando terminó su presidencia, y que no devolvió cuando NARA (la agencia federal que debía tener custodia de los documentos por ley) se los requirió.


En la tarde del viernes 9 de junio el Departamento de Justicia hizo pública la acusación. En el documento se lee que la fiscalía acusa al expresidente de 37 cargos criminales, 31 son por presunta retención deliberada de información de defensa nacional. También es acusado de retención corrupta de documentos, realizar falsos testimonios, entre otros cargos. La imputación contiene fotografías de las incautaciones, incluyendo una imagen de cajas apiladas que, según la fiscalía, fue tomada en un baño de Mar-a-Lago.

Foto del Departamento de Justicia.


El documento acusatorio también imputa a Waltine Nauta, quien trabajaba como valet (asistente) de Trump y a quien la fiscalía considera cómplice de los presuntos delitos. *


Puedes leer (en inglés) el documento acusatorio completo haciendo clic aquí.


El 13 de junio Trump debe entregarse ante la Corte Federal de Miami, según dijo el propio expresidente en su red social Truth Social.


¿Por qué se abrió la investigación contra Trump?


Como te hemos informado anteriormente en Factchequeado, según la Ley de Archivos Presidenciales (Presidential Records Act) de 1978, cuando un presidente llega al fin de su mandato no puede llevarse documentos oficiales porque los documentos y archivos de su presidencia no pertenecen a él, sino al Estado y deben quedar bajo custodia de NARA.


Cuando Trump terminó su mandato en enero de 2021 se llevó consigo cajas con documentos de su presidencia (incluyendo documentos clasificados) que debían haberse quedado bajo custodia de NARA, según las constancias judiciales.


NARA pasó meses tratando de obtener los documentos. Comenzó a pedirlos en mayo de 2021 y no fue sino hasta enero de 2022 que Trump devolvió 15 cajas de documentos, en las que había 184 documentos marcados como clasificados. Algunos de los documentos habían sido destrozados por Trump, de acuerdo con NARA. Al mes siguiente, la agencia refirió el caso al Departamento de Justicia.


¿Y todavía quedaban documentos confidenciales en Mar-a-Lago?


Sí, esas 15 cajas que devolvió Trump eran sólo una parte de lo reclamado por NARA, según la investigación. Todavía quedaba material clasificado en Mar-A-Lago que Trump no habría devuelto a NARA, a pesar de que en junio de 2022 Christina Bobb, quien entonces era abogada Trump, firmó un documento afirmando al Departamento de Justicia que, hasta donde ella sabía, ya no quedaban documentos adicionales.


Debido a la sospecha de que todavía quedaban documentos clasificados en Mar-A-Lago, el FBI, Buró Federal de Investigación, obtuvo la autorización de un juez federal para allanar la residencia de Trump. El FBI entró a Mar-a-Lago el 8 de agosto de 2022 y los agentes encontraron más de 11,000 documentos gubernamentales, de acuerdo a los registros judiciales. Entre ellos, 103 documentos marcados como confidenciales.


Trump ha dicho que los documentos se convierten en desclasificados “automáticamente” cuando se los llevó de la Casa Blanca. ¿Es eso cierto?


No, no hay bases legales para esa afirmación de Trump. PolitiFact, medio aliado de Factchequeado, cita estos 3 casos legales en los que las Cortes rechazaron la idea de que un presidente puede desclasificar documentos sin un proceso formal.


“Simplemente proclamar que un documento o grupo de documentos están desclasificados y no hacer nada más no es suficiente. [Trump] habría tenido que identificar los documentos específicos, realizar la orden por escrito para fines burocráticos e históricos, y después su equipo hubiese tenido que remover las marcas de clasificación de esos documentos”, dijo a PolitiFact Bradley Moss, abogado especializado en casos de seguridad nacional.


Además, CNN obtuvo la transcripción de una grabación realizada en 2021 que tienen en su poder los fiscales y en la que se escucha a Trump mostrando a alguien un documento “secreto” y lamentándose por no haberlo desclasificado. “Como presidente, pude haberlo desclasificado, pero ahora no puedo”, dice Trump de acuerdo con la transcripción.


Trump en todo momento ha proclamado su inocencia -como lo hizo en esta reacción a la acusación este 8 de junio de 2023 - y dice que es víctima de una persecución política que busca evitar que vuelva a la presidencia.


¿Pero puede Trump ser candidato a pesar de los cargos criminales? ¿Aún si lo condenan?


El consenso de la mayoría de los expertos consultados por Factchequeado y por nuestros aliados de PolitiFact es que sí: Trump puede seguir siendo candidato, así tenga cargos criminales y lo condenen, porque los requisitos para ser presidente de Estados Unidos están precisados en la Constitución y ninguno de ellos le impediría una eventual candidatura.


En el pasado, criminales convictos han aspirado a la Presidencia de Estados Unidos. Un ejemplo es Lyndon LaRouche, que fue declarado culpable en 1988 por conspiración para cometer fraude postal y tributario, y aún así fue candidato a liderar la Casa Blanca en varias ocasiones entre 1976 y 2004. Otro es Eugene Debs, quien tras haber sido sentenciado por violar la Ley de Espionaje de 1917, lanzó su campaña presidencial en 1920 desde una prisión federal.


¿En qué se diferencia este caso con el del pago a Stormy Daniels?


En el caso del pago a Stormy Daniels, Trump enfrenta cargos criminales estatales y en el de los documentos clasificados, enfrenta cargos criminales federales.


En el primer caso -en el que el fiscal Alvin Bragg le leyó 34 cargos al exmandatario el 4 de abril de 2023-, los fiscales de Nueva York investigaron el pago de $130,000 realizado en 2016, durante la campaña presidencial de Trump, a la actriz de cine porno, Stormy Daniels, a cambio de que ella no hablara públicamente sobre una presunta relación sexual que tuvo con Trump en 2006. El expresidente niega esa relación.


Los fiscales han argumentado que como el pago se hizo para ayudar a la campaña de Trump, no calificaba como “gasto legal” sino que había sido una contribución ilegal a la campaña de 2016 que no había sido reportada como lo establece la ley. Trump se ha declarado inocente.


Trump se convierte en el primer exmandatario en la historia de EE. UU. en enfrentar cargos criminales, tanto estatales como federales, como registra esta línea histórica de la REvista Time.


¿En qué se diferencia esta investigación de la de los documentos oficiales en poder de Biden?


Es común que en este proceso escuches o leas argumentos que busquen equiparar el caso de los documentos de Trump, con los documentos clasificados de la administración de Barack Obama que encontraron en una oficina y en la residencia del actual presidente, Joe Biden.


Sin embargo, hay diferencias entre ambos casos, especialmente en la cooperación con NARA.


En el caso de Biden, fue su equipo legal el que encontró los documentos y contactó a NARA para devolverlos. En el caso de Trump, como te comentamos en esta nota, fue NARA quien contactó a Trump para recuperar los documentos y su equipo no los entregó inmediatamente, y cuando realizó una entrega, la hizo incompleta. Sólo tras un allanamiento los documentos volvieron a poder del Estado.



PlanetaVenus es un medio en colaboración con Factchequeado, un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.




8 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page