• Planeta Venus

La policía de Wichita lucha por detener el racismo en sus filas.

Planeta Venus revisa el enredado lío de acusaciones y acciones disciplinarias de este año.

Por Stefania Lugli


El Departamento de Policía de Wichita se ha visto envuelto en acusaciones de comportamiento racista entre su propio personal este año, luego de años de evidencia de perfiles raciales de residentes afroamericanos y latinos.

Estación Norte de la Policia de Wichita | Planeta Venus

Un coronel Latino y una ex coronel de raza negra acusan a los líderes internos y a la ciudad de Wichita de discriminación y de negarse a disciplinar o incluso a reconocer, los actos de racismo.


En una carta emitida por su abogado, los coroneles José Salcido, Chester Pinkson y la ex coronel Wanda Givens alegan que el administrador de la ciudad de Wichita, Bob Layton, el director de Recursos Humanos, Chris Bezruki, y la Orden Fraternal de la Policía (FOP), el sindicato de WPD, "se resistieron, o desafiaron abiertamente, las acciones del personal ejecutivo" al abordar una controversia de la agencia: agentes de la ley que compartían mensajes racistas y homofóbicos en un chat grupal, revelado públicamente por el Wichita Eagle en marzo.


La investigación del Wichita Eagle reveló lo siguiente:

  • Se descubrió que algunos agentes del Departamento de Policía de Wichita y la Oficina del Sheriff del Condado de Sedgwick estaban enviando mensajes de texto e imágenes racistas en un chat grupal.

  • Un mensaje de texto enviado por un oficial de policía blanco de Wichita mostraba una imagen retocada del asesinato de George Floyd. Reemplazó al oficial blanco que tenía una rodilla en el cuello de Floyd con una imagen de un hombre afroamericano desnudo sentado sobre su cabeza. Una imagen tenía un insulto racial para los afroamericanos. Otro texto elogió a los miembros del equipo SWAT por "apaciguar permanentemente a las personas que necesitaban una apaciguada permanente".

  • Estos textos fueron encontrados durante una investigación interna de WPD que dio seguimiento a un caso de violencia doméstica contra un ayudante del sheriff en abril del 2021.


La excoronel y dos coroneles actuales del Departamento de la Policía de Wichita (WPD) publicaron la carta en septiembre. Solicitaron un acuerdo de más de 2 millones de dólares por difamación y que Layton y Bezruki se abstuvieran de futuras revisiones independientes y procedimientos disciplinarios con respecto a los jefes adjuntos.


"El personal ejecutivo del Departamento de Policía de Wichita intentó en numerosas ocasiones erradicar y lidiar con esos problemas e implementar cambios muy necesarios para crear una mayor transparencia y responsabilidad", dice la carta.


"En consecuencia, los agentes, empleados y personal de la Ciudad de Wichita difamaron y tomaron represalias contra el personal de comando del Departamento de Policía de Wichita y crearon un ambiente de trabajo hostil no solo para los reclamantes, sino también para cualquiera que se atreviera a tratar de informar o solucionar problemas dentro de la ciudad".

Layton emitió rápidamente una declaración en respuesta a la carta.


"Las acusaciones hechas son indignantes", dijo. "No tengo nada que ocultar y espero con interés la revisión completa y la determinación de estas acusaciones por parte del consultor o de un tribunal de justicia si el Sr. Thompson decide proceder con una acción legal".


Layton afirma que se enteró de los mensajes de texto en febrero, pero los coroneles niegan eso.


"Layton mintió al público y negó saber sobre la investigación de mensajes de texto a pesar de que el liderazgo de WPD le informó personalmente sobre los mensajes de texto y su contenido repugnante", dijo la carta.


[LEA LA CARTA POR USTED MISMO AQUÍ. SOLO DISPONIBLE EN INGLÉS.]


La carta afirma que WPD fue informado de los mensajes de texto "racistas, violentos y misóginos" alrededor de mayo del 2021. Una vez notificado, el personal ejecutivo pidió a Layton que retirara a Bezruk, el director de recursos humanos de la ciudad, de las investigaciones debido a su "relación inapropiada con la FOP".


Los coroneles alegan que Bezruki se siente sospechosamente cómodo con la Orden Fraternal de la Policía, criticando la relación y acusando a Bezruki de darle a la FOP el "contrato más favorable de cualquier organización de empleados de la ciudad".


Acusaciones de marginación


La carta también acusa a Layton de marginar al coronel Salcido y al coronel Pinkston, negándose a considerar a cualquiera de ellos como el próximo jefe interino del departamento y negándoles nuevas asignaciones.


Coronel José Salcido. Primer Latino ascendido a Coronel en Wichita

Salcido fue el primer hombre latino ascendido a coronel de policía en Wichita. La excoronela Givens, también mencionada en la carta, es una mujer afroamericana.


Según la carta, el coronel Salcido recibió calificaciones negativas en su evaluación de desempeño de abril del 2022 por ordenar disciplinar a un oficial involucrado en los mensajes de texto racistas. El oficial Pinkston, un hombre blanco, no recibió la misma calificación negativa en su revisión, a pesar de estar involucrado en la decisión disciplinaria.


El 29 de octubre, el Wichita Eagle informó que la Orden Fraternal de la Policía está alentando a la ciudad a "anular las acciones disciplinarias de los cinco oficiales suspendidos o reprendidos en julio por enviar mensajes de texto ofensivos", pero están impulsando un esfuerzo para disciplinar a aquellos que filtraron información al periódico en marzo.


No hay información pública sobre quién filtró los textos, pero tales investigaciones internas generalmente se mantienen confidenciales e internas.

17 visualizaciones