top of page
  • Foto del escritorPlaneta Venus

Cinco consejos para iniciar tu año organizado y sin deudas

Por Luz Mariana Rodríguez | 14 de enero, 2024


La cuesta de enero no debería ser tan pesada | Fotografía por Luz Mariana Rodríguez

No hay duda de que, para muchos, las fiestas Decembrinas ocupan un lugar muy importante durante los festejos del año. Y no es para menos, la unión familiar, comida deliciosa y el sentimiento de demostrar nuestro afecto a seres queridos por medio de regalos son más que suficiente para disfrutar de la magia de esta época.

 

Sin embargo, inicia otro año y con este vienen nuevos desafíos, metas y objetivos a cumplir para tener un buen arranque. Por desgracia las cuentas de enero no esperan y muchas personas van a resentir la resaca de los gastos realizados durante el mes pasado, así como la presión de pagos de impuestos, abonos anuales y renovación de seguros. Obligaciones que sin duda serán un golpe duro a nuestro bolsillo.

 

Ahora, no todo está perdido, Daniel González Torres, especialista económico y analista financiero para medios de comunicación, nos da la solución a este problema, recalcando que, si bien puede que tus finanzas se vean afectadas, existe una forma de que estas sean organizadas correctamente para aligerar la carga de los pagos a lo largo de este nuevo periodo que inicia.

 

Daniel Gonzales explica que para comprender a fondo el fenómeno del desbalance económico es de suma importancia analizar el problema desde la raíz “Si me preguntas, la dificultad principal es la falta de planificación en los gastos recurrentes del año. Durante mucho tiempo este tema se ha tratado específicamente a nivel empresarial y comercial, olvidando completamente la creación de conciencia y planificación financiera a nivel tanto familiar como personal”.


De la misma manera Daniel señala que ya una vez identificado el problema, se puede hablar de una solución efectiva para generar un cambio en nuestros gastos. “Es importante para integrar el proceso de planificación a nuestras vidas. En primer lugar, determinar tus ingresos y después el cómo los vas a distribuir, esto se hace dividiendo el capital en cuatro segmentos: el Gasto corriente (productos de higiene, alimentos y productos necesarios para el funcionamiento del hogar) y Gastos fijos (pagos y servicios, luz, agua, internet) crédito y ahorro”.

 

Teniendo esta información podemos plantearnos un objetivo de trabajo para distribuir nuestro dinero y cumplir con las metas a lo largo del año –No es algo fijo, pero yo opino que lo más viable es destinar 30% a gastos fijos, 30% gastos corrientes, 30% de crédito y 10% a tu ahorro.

 

¡Bien! ya sabemos cómo distribuir nuestro dinero, pero después ¿Qué sigue? -Te cuento que uno de los más grandes problemas en este camino de la organización financiera son los famosos “gastos hormiga” son todos aquellos que día con día nos hacen perder capital de forma un tanto innecesaria, un ejemplo de esto pueden ser golosinas, botellas de agua, comida rápida, café entre otros. Estos son pequeños gustos que a simple vista parecen inofensivos pero que si hacemos una proyección a futuro de doscientas veces comprar ese producto simbolizan un gasto bastante significativo que podría destinarse a muchas otras cosas, el ahorro, actividades de ocio o incluso gastos corrientes.


Fotografía por Luz Mariana Rodríguez

Otra situación a destacar es el uso inteligente de préstamos y jugar con tus números de forma efectiva- Considero que es muy importante el no tener más de una tarjeta de crédito y que estas sean utilizadas como un mecanismo de emergencia más que de recreación, puesto que una vez que haces uso de ellas, estas equivalen al 30% de tu ingreso mensual, por lo regular se cae en el error de solicitar una segunda, generalmente en una tienda departamental y van a estar en ese mismo rango de porcentaje mensual entre el 20 y el 30% y finalmente caes en la tentación de solicitar una tercera para financiar a las otras dos, esto representa casi el 90% de tus ingresos, prácticamente estás viviendo para pagar deudas. Por esta razón es preferible tener solamente una tarjeta para no exceder el 30% del crédito. Además, se deben considerar gastos fuertes que se acumulan mes con mes, como pago de hipoteca, auto, entre otros.


Sin duda la educación financiera es una herramienta que, si se maneja con disciplina y compromiso, puede ayudarnos a crecer de muchas formas a nivel personal, dándonos a la larga una vida más holgada y sin preocupaciones, es por eso por lo que tenemos cinco consejos para que empieces tu año de forma organizada:

PLANEA Y DISTRIBUYE

Ya te había comentado la importancia de determinar el total de tus ingresos y distribuirlos. La recomendación que yo hago es que agregues a tus gastos fijos un cierto porcentaje para fechas especiales regalos de cumpleaños o navidad, de esta forma vas a dividir el gasto a lo largo de unos meses y evitas desbalancearte o utilizar una tarjeta de crédito.

ANOTA TUS FECHAS DE CORTE

Al tener bien contemplados tus periodos de pago tanto en tarjetas de crédito como en servicios del hogar evitas intereses y sanciones económicas, además de adquirir los beneficios de un buen historial crediticio.


EVITA GASTOS HORMIGA

Es muy importante ser cuidadosos con este tema y hacer un ejercicio de reducción paulatina. Acciones como llevar tu propia botella de agua, preparar tu propio café o almuerzo para el trabajo van a marcar una diferencia a la larga.

PLANIFICA TUS GASTOS

No salgas a gastar sin hacer una evaluación de lo que realmente necesitas y hacer una comparación de precios y durabilidad. Puede que tú en este momento quieras cambiar tu teléfono celular que está en buen estado, pero en casa se necesita un nuevo refrigerador. Es aquí en donde se debe hacer una comparación y orden de prioridades para gastar de forma responsable.

NUNCA OLVIDES EL AHORRO

Es muy diferente gastar a través de la acumulación que del crédito porque a final de cuentas es dinero que se va a tener que regresar con un interés agregado, por otro lado, cuando ahorras es un crédito que tú mismo te estás dando y no pagas nada extra. Es por eso por lo que si tu empiezas ahorrar ahorita y gastas en término de tu ahorro acumulado a lo largo del año las cargas van a ser menos.

Finalmente, Daniel añade que estos consejos se pueden aplicar principalmente a proyectar gastos medianos como electrodomésticos, viajes o imprevistos de salud y accidente, así también menciona la importancia de la reinversión- Se trata de utilizar el dinero para pasar de tener mente de consumidor a inversionista.

28 visualizaciones0 comentarios
bottom of page