top of page
  • Foto del escritorPlaneta Venus

Canadá exigirá visado a los turistas mexicanos a partir de la noche de este jueves

Por EFE | 29 de febrero, 2024


Imagen de archivo. EFE/EPA


Canadá exigirá a partir de la noche de este jueves un visado de turista a los mexicanos que visiten el país en respuesta al fuerte aumento de las solicitudes de refugio de ciudadanos del país latinoamericano.


El Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía canadiense detalló que quedan excluidos de la medida aquellos mexicanos que tengan un visado para entrar a Estados Unidos o aquellos que han tenido una visa para Canadá durante los últimos diez años.


La decisión tampoco afectará a los mexicanos que tengan permisos de trabajo o estudio en el país.


El Gobierno canadiense explicó que la imposición de nuevo del visado de entrada para los mexicanos "es un paso importante para preservar la movilidad de centenares de miles de ciudadanos mexicanos a la vez que asegura" el funcionamiento de los sistemas de migración y asilo del país.


El número de solicitantes de refugio mexicanos ha pasado de 260 en 2016, cuando el Gobierno del primer ministro canadiense Justin Trudeau anuló el requisito de visado de entrada, a 23.995 solicitudes en 2023, una cifra récord.


Al mismo tiempo, el 60 % de esas solicitudes fueron rechazas por las autoridades canadienses o fueron abandonadas por los peticionarios.


El anuncio se produce después de la intensa presión del principal grupo de la oposición, el Partido Conservador, y del jefe del Gobierno de la provincia de Quebec, François Legault, para requerir visados a los mexicanos.


El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, advirtió el miércoles de que, "si no hay un trato respetuoso", no acudirá a la Cumbre de Líderes de América del Norte prevista para abril en Quebec.


El Gobierno del primer ministro conservador Stephen Harper impuso de forma inesperada en 2009 el visado de entrada a los mexicanos ante el fuerte aumento de las peticiones de refugio de ciudadanos de México.


La decisión provocó un enfriamiento de las relaciones entre los dos países que no mejoraron hasta que Trudeau eliminó la medida en 2016, pocos meses después de llegar al poder.


Pero desde hace meses, el jefe la oposición y líder conservador, Pierre Poilievre, ha relacionado el fuerte incremento de solicitudes de asilo, que a su vez están provocando problemas de vivienda y servicios sociales, a la decisión de Trudeau de eliminar los visados a los mexicanos en 2016.


El pasado 18 de enero, Legault, también vinculó la crisis de solicitantes de asilo que se vive en su territorio a las políticas del Gobierno federal y pidió en una carta a Trudeau que endureciese los requisitos sobre visados.


Legaullt señaló que su provincia está en una situación "intolerable" tras la llegada en 2023 de unos 60.000 solicitantes de refugio.

3 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page