top of page
  • Foto del escritorFactchequeado

Cómo protegerte antes, durante y después de un corte de energía

Factchequeado | 30 de abril, 2024

Las redes eléctricas han sido durante la última década un factor determinante en el origen y propagación de incendios forestales en diversos estados de Estados Unidos, como California, Hawái, Oregon y Minnesota. En condiciones climáticas extremas, las empresas pueden optar por cortar el suministro eléctrico para reducir el riesgo de este tipo de incendios. También puede haber cortes accidentales por la acción precisamente de esos fenómenos, en los que además no siempre se sabe cuándo se restablecerá la corriente.


Por ejemplo, la compañía de servicios públicos Xcel Energy realizó a principios de abril de 2024 cortes de energía preventivos en Colorado debido a fuertes vientos. Te explicamos cómo protegerte antes, durante y después de un corte de energía.






Por qué las líneas eléctricas pueden provocar incendios


“Cuando la velocidad del viento es alta y la humedad es baja, la infraestructura eléctrica puede volar hacia la vegetación o generar chispas contra otros componentes, iniciando un incendio que luego se propaga con los fuertes vientos, explica en The Conversation Kyri Baker, profesora asistente de ingeniería de sistemas de construcción de la Universidad de Colorado Boulder.


Los cortes de energía son más probables durante eventos climáticos severos, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Por ejemplo, en caso de tormentas eléctricas fuertes, huracanes y tormentas de invierno, o durante otros desastres naturales, como los incendios forestales.








Qué son los cortes de energía por motivos de seguridad pública


Para reducir el riesgo de incendios forestales, algunas compañías optan por cortar el suministro eléctrico a partes de la red en sus áreas de servicio. Baker destaca que estos cortes, conocidos como cortes de energía por motivos de seguridad pública, se han producido principalmente en California, “donde los incendios forestales se han vuelto más grandes y destructivos en las últimas décadas”.


“Una revisión de 2023 realizada por PSE Healthy Energy, un instituto de investigación independiente, encontró que los condados más afectados, principalmente en el sur de California, tienen un promedio de 4 a 5 cortes de seguridad pública al año, que en promedio duran 48 horas”, explica la experta.


Como indica el Departamento de Seguridad Nacional, un corte de energía puede interrumpir las comunicaciones, el agua y el transporte. También puede provocar cierres de comercios, gasolineras, cajeros automáticos o bancos, además de un deterioro de los alimentos y la contaminación del agua.


Si bien para algunas personas un corte de energía supone un inconveniente menor, para otros “puede significar la diferencia entre la vida o la muerte”, según Baker. Por ejemplo, “si necesitan electricidad para mantener refrigerados medicamentos esenciales o mantener la temperatura de su hogar dentro de un rango seguro”. 







Cómo prepararse para un corte de energía


Para prepararse para un corte de energía, FEMA recomienda encontrar una fuente de energía alternativa: “Planifique baterías y fuentes de energía alternativas para satisfacer sus necesidades cuando se corte la energía, como un cargador portátil o un banco de energía. Tenga linternas para cada miembro del hogar”.


El Departamento de Seguridad Nacional aconseja además usar un generador, pero sólo al aire libre y lejos de las ventanas. “Instale detectores de monóxido de carbono con batería de repuesto en ubicaciones centrales en cada nivel de su hogar para evitar el envenenamiento por monóxido de carbono”, sugiere FEMA.


Si tu salud depende de dispositivos médicos que requieren electricidad o medicamentos que deben mantenerse refrigerados, es crucial que prepares un plan para un posible corte de energía. Así lo indica FEMA, que aconseja investigar cuánto tiempo pueden conservarse los medicamentos a temperaturas más altas y buscar la forma de refrigerarlos. “Consulte con los funcionarios locales sobre los lugares de calefacción y refrigeración abiertos cerca de usted”, sugiere.


También es recomendable que mantengas cargado el celular y otros dispositivos electrónicos antes de un corte de energía. “Determina si tu teléfono funcionará durante un corte de energía y cuánto durará la batería de repuesto. Recuerda que los teléfonos fijos no funcionarán si las líneas están dañadas”, afirma FEMA.


El organismo también sugiere que llenes el tanque de gasolina de tu auto y prepares un suministro de agua y alimentos no perecederos para varios días.







Cómo actuar durante el corte de energía 


Si las temperaturas son extremas, FEMA aconseja considerar ir a un lugar comunitario para mantenerse seguro. Si te pasa en verano, puedes optar por lugares con aire acondicionado. “Busca sombra, humedece tu piel con agua, evita actividades de alto consumo energético y usa ropa ligera y de colores claros”, aconseja el organismo. Si, por el contrario, te ocurre en invierno, “considera pasar las partes más frías del día en un lugar con calefacción”, en algún lugar público. 


Durante un corte de energía, es importante desconectar los electrodomésticos y aparatos electrónicos para evitar daños por sobretensión cuando se restablezca la electricidad.


FEMA recomienda además mantener cerrados los congeladores y refrigeradores: “Un frigorífico mantendrá los alimentos fríos durante 4 horas. Un congelador lleno mantendrá la temperatura durante aproximadamente 48 horas”.


Para evitar posibles incendios, FEMA aconseja usar linternas, faroles y otras luces alimentadas por batería. “No uses estufas de gas o velas para calentar tu hogar. Siempre usa chimeneas, calentadores portátiles y estufas de leña de manera segura”, señala. En estos casos también es recomendable utilizar detectores de monóxido de carbono y mantener baterías suficientes a mano.


También es importante no dejar el vehículo en marcha dentro de un garaje, incluso si la puerta está abierta: “Si utilizas tu vehículo como fuente de energía o calor, asegúrate de hacerlo en un lugar bien ventilado fuera de casa”.








Cómo actuar después del corte de energía


Después de un corte de energía, FEMA aconseja desechar cualquier alimento refrigerado que haya estado expuesto a temperaturas de 40 grados Fahrenheit o más durante más de 4 horas. “Desecha alimentos refrigerados que tengan un olor, color o textura inusuales”, indica.


Además, el organismo sugiere reemplazar los medicamentos refrigerados si estás sin energía durante 1 día o más, a menos que la etiqueta del medicamento indique lo contrario. Si dependes de este tipo de fármacos y han estado a temperatura ambiente, puedes consultarlo con tu médico o farmacéutico.



#PlanetaVenus es un medio en colaboración con Factchequeado, un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page