top of page
  • Foto del escritorPlaneta Venus

Beneficiarios de DACA encaran un 2024 de incertidumbre por el posible regreso de Trump

Por EFE | 28 de diciembre, 2023


Archivo. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS


Los cerca de 600.000 indocumentados beneficiados por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) afrontarán en 2024 un año lleno de incertidumbre ante las elecciones y la posibilidad que regrese al poder el expresidente Donald Trump, que se ha obsesionado con rescindir el programa.


Los soñadores, como se conoce a los amparados por DACA, que protege a los beneficiarios de la deportación y los hace elegibles para un permiso de trabajo, han sido el grupo de indocumentados que más ha ganado reconocimiento entre los votantes estadounidenses en la última década, pero su lucha parece estar perdiendo brillo.


“El próximo año no se ve muy alentador. Es casi seguro que nuestra causa no va a figurar como en el pasado”, dijo a EFE Karina Ruiz, directora de Arizona Dream Act Coalition, organización dedicada a luchar por los soñadores en ese estado.


El mayor problema para estos inmigrantes, que llegaron a EE.UU. siendo niños, es que 2024 “lamentablemente” es un año de elecciones presidenciales, explica a EFE Miguel Tinker Salas, profesor de Historia y Estudios Latinos en el Pomona College, en Claremont (California).


“Ningún partido va a comprometerse a avanzar un proyecto de ley que pueda darle un camino a la ciudadanía a estos inmigrantes en medio de una campaña electoral”, señaló el catedrático.


Esto a pesar de que los demócratas y el presidente Joe Biden se comprometieron cuando llegaron al poder en 2021 a impulsar y aprobar un proyecto en el Congreso que otorgara una residencia permanente a los amparados por DACA.


“Malgastaron el tiempo y la mayoría que tuvieron. Es un panorama tenebroso para estos inmigrantes en 2024”, sostiene Tinker Salas.


Ruiz considera que el actual Congreso “no está comprometido” con la protección a los 578.680 indocumentados que actualmente se benefician del programa, de acuerdo con datos del Instituto de Política Migratoria (MPI).


A este escenario se suma la posibilidad de que regrese a la Casa Blanca el expresidente Trump, que en su mandato (2017-2021) ordenó poner fin al programa y forzó a los soñadores a recurrir a la justicia para mantener sus beneficios.


La Corte Suprema de Estados Unidos falló en junio de 2020 en favor de los beneficiarios argumentando que Trump eliminó DACA de forma ilegal. Pero la decisión no impide que el republicano intente de nuevo poner fin al programa, establecido en 2012 por la Administración de Barack Obama (2009-2017).


En un mitin reciente en Nueva Hampshire, Trump prometió que si llega nuevamente a la Casa Blanca comenzará “la más grande y masiva operación de deportación en el país”.


Trump, que sigue siendo favorito para la nominación presidencial republicana hacia las elecciones de 2024, ha usado nuevamente el tema migratorio para ganar adeptos en medio de un mayor flujo de migrantes, que en noviembre dejó más de 242.000 detenidos en la frontera sur.


DACA enfrenta otro reto legal entablado por varios estados republicanos encabezados por Texas. En septiembre pasado el juez federal Andrew Hanen determinó que el programa viola la Ley de Procedimiento Administrativo, que rige cómo las agencias hacen los reglamentos.


Hanen escribió en su fallo que la solución para los soñadores "recae en la rama legislativa y no en la ejecutiva o la judicial".


El juez dejó en pie el programa y permitió que los amparados renovaran el beneficio mientras se realiza la apelación, pero no permitió aceptar nuevas solicitudes. El MPI calcula que 1,1 millones de indocumentados califican para ampararse con DACA.


Se espera que la batalla legal llegue nuevamente al máximo tribunal estadounidense. Pero esta vez el panorama es diferente ya que dos de juezas que votaron en favor de DACA ya no están en la Corte, y una de ellas (Ruth Bader Ginsburg) fue reemplazada por Amy Coney Barret, de tendencia conservadora.


Ante el desalentador panorama, la organización que dirige Ruiz, al igual que otras, se enfocará el próximo año en alentar el voto en favor de candidatos que apoyen a los soñadores.


“Ya lo hemos hecho con muy buenos resultados. En 2020 ayudamos a que los demócratas ganaran Arizona, un estado clave. Ahora vamos a continuar en la lucha, pero queremos compromisos reales”, subrayó la activista.


La organización también desarrolla una campaña para que los soñadores renueven el amparo y hagan uso de un permiso de emergencia de salida del país, con el que podrán obtener a su regreso un ingreso legal a EE.UU., requisito para optar a la residencia permanente a través de una petición familiar.


“Hay ciertas ventanas legales que debemos aprovechar. Por eso invito a los protegidos por DACA a buscar asesoría y no rendirse en este próximo año”, urgió Ruiz.


Por su parte, Tinker Salas espera que los votantes no se olviden de este grupo que representa “todo lo positivo” de los inmigrantes. “Hay una deuda con ellos”, puntualizó.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page