top of page
  • Foto del escritorPlaneta Venus

Aún hay heridas sin cicatrizar

Actualizado: 9 mar

Por Luz Mariana Rodríguez | 8 de marzo, 2024


Desde el inicio de los tiempos, la mujer ha sido utilizada de distintas maneras. Sirviendo como moneda de cambio u objeto de trabajos forzados y de índole sexual. Reduciendo en muchas ocasiones su valor a un simple ente de compañía y de preservación de la especie humana.


Si bien, con el paso del tiempo se han logrado obtener importantes avances respecto a la lucha por los derechos de las mujeres en todo el mundo, aún queda un largo camino que recorrer.


Durante el año 1975, la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) proclamó oficialmente el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer, esto con el objetivo de conmemorar la lucha por la igualdad y la violencia de género. Siendo esta ultima el mayor foco de preocupación, puesto que existen distintos campos que pueden llegar a atacar a la victima sin siquiera esta ser consciente.


Según cifras del INEGI (Instituto de Estadística y Geografía en México) es un problema que se empieza a vivir desde edades altamente tempranas.


Mujeres Mexicanas
De izquierda a derecha: Mariana Chavez Mena y Melissa González. Fotografías por Luz Mariana Rodríguez

“Cuando era pequeña mi papá me dejó sola en el auto para hacer unos pendientes, yo estaba jugando con mi boca a mandar besitos. Al darme la vuelta veo que a mi lado se encontraba un hombre mayor, me di cuenta de que me estaba “imitando” así que él también empezó a lanzarme besos. Lo que más me asustó fue la forma en la que me estaba mirando más porque yo era una niña de 7 años” - testimonio de Mariana Chaves Mena .

De igual manera señala que en México el abuso a niñas de 5 a 9 años es tres veces más común que en niños, siendo una diferencia de 1188 (niños abusados ) a 3418 ( niñas abusadas) durante el año 2023.


Es importante mencionar que, según a estas mismas cifras, la exposición a la violencia desde los primeros años de vida puede convertirse en un fenómeno estructurante, generando ciclos complejos en la victima caracterizados por la intolerancia, normalización e incluso la reproducción de violencia en etapas posteriores.


De igual manera el acoso callejero es el más común y resulta preocupante puesto que la victima puede quedarse sin reaccionar por miedo a represalias.


“Estaba cursando la universidad y todos los días tenía que caminar de mi casa hacia la parada del camión, algunos días pasaba un hombre en bicicleta por la carretera y me decía cosas, así que yo intentaba caminar más rápido y lo ignoraba. Un día el hombre me seguía como de costumbre, pero esta vez me tocó por atrás. No supe cómo reaccionar, tan solo seguí caminando”- Testimonio de Melissa Gonzales.

Es importante mencionar que, según la Organización Mundial de la Salud, a nivel mundial el 35% de las mujeres a sufrido violencia física, psicológica o sexual por parte de su pareja. En México esta cifra se incrementa al 47% según el INEGI.


“Tuve un novio en la transición de preparatoria a Universidad, con el que normalizaba conductas violentas, durante 2 años soporté agresiones que quizá no eran físicas pero si
emocionales, manipulándome y haciéndome creer que no contaba con mi familia ni mis amigos.” – Testimonio de Ana Karen Reyes

La expresión más severa de violencia hacia la mujer es aquella que conduce a la muerte por razones de género.


El 16 de Julio del año 2016 Daysi Viridiana Martínez Soto sufrió un brutal ataque a manos de su pareja sentimental, esto tras ser golpeada en la cabeza y posteriormente arrojada al pavimento por su asesino de nombre Omar, Justo frente a su madre.


Mujeres Mexicanas
De izquierda a derecha: Cristela Soto Contreras y Ana Karen Reyes. Fotografía por Luz Mariana Rodríguez

“Ella solo iba a recoger unas cosas a su casa, él pasó por ella, tenían ya tiempo con problemas y él era adicto a las drogas. Se fueron en un camión de transporte en el que trabajaba Omar, no pasaron ni 15 minutos cuando regresaron. Gritando como loco decía que la había “regado” que lo perdonara, tan solo abrió la puerta y la tiró en el piso y mi hija ya no se movía”.-Testimonio de la señora Cristela Soto Contreras, madre de a victima. Daysi falleció el 21 de Julio del año 2016.

Según un estudio realizado por Juan Antonio Le Clerq coordinador del Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia (CESIJ) de la Universidad de las Américas de Puebla, En México existe un grado de impunidad de 56.6 % en feminicidios y de 91.4 % en homicidios dolosos. aseguró que estas cifras revelan que la estrategia de seguridad en los últimos 10 años “no ha funcionado”.


La violencia hacia las mujeres es una herida que aún después de siglos de lucha sigue abierta, Se dice que estas deben ser suturadas, se les debe permitir sangrar y expulsar la pus que yace dentro para llegar a cicatrizar y de esta forma poder sanar. Sin embargo ¿Qué pasa con aquellas llagas que por más que se intenta, no logran cerrar?

32 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page